LA CAZA. MONTEPERDIDO: Capítulo 7

En el Capítulo 7 de “LA CAZA. MONTEPERDIDO”, titulado “La batida”, de la serie de RTVE en colaboración con DLO Producciones, basada en el best seller “Monteperdido” de Agustín Martínez, sale a la luz la identidad de los secuestradores.

⇓ATENCIÓN SPOILERS⇓

LAS NIÑAS:

Descubrimos un poco más sobre cómo era la vida de las niñas encerradas en el zulo. La especial era La Rubia, era «la puta princesa», el antojo de Silbán. La Morena era poco más que un estorbo, tan solo un juguete para la otra, para que no estuviera sola… Llegaron los celos, ¡qué triste sentir celos de un secuestrador! Deberían haber estado más unidas, y no rivalizar por si una le gustaba más a él. No es lógico que no idearan juntas algún plan de fuga. Solo peleaban… Que si la tablet es mía y vemos OT porque yo lo valgo, que si tú eres muy tonta, rubia tenías que ser, y así no avanzaban. Menos coreografías y leer poemas, y más ver series o pelis de acción, esperar al del casco y soltarle un tabletazo en sus silbanitos, y escapar montaña abajo… Tanta obediencia en estas niñas con el malo no lo entiendo. Son 5 largos años para rebelarse. Que no nos han contado cómo hacían sus necesidades, o cómo se duchaban… Pero solo por eso ya es motivo para querer salir de allí a toda costa.

EL CARCELERO:

Descubrimos quién era: SIMÓN HERRERA. Era lógico pensar que teniendo antecedentes por pederastia no pasara de casualidad por allí el día que se supone encontró a La Morena fuera del zulo, y la rescató, como buen samaritano. No sabemos muy bien por qué se la llevó en su momento… Quizá por salvarla de aquello, porque era su niña especial, al igual que la otra lo era para Silbán, o bien pretendía quedársela para él solito. ¿Qué salió mal, por qué el coche se accidentó? No lo sabemos, así como el tema de la matrícula arrancada…

¿Los secuestradores también se peleaban como las niñas? ¿No le gustó a Simón ver el vídeo porno con La Morena? En plan, que si tú tienes a La Rubia, por qué no la grabas a ella, La Morena es la mía, que es más poetisa… No queda claro por qué lo hacía Simón si no llegaba ni a tocarlas. Y ya tampoco puede contarlo, con la rabia que me da que dejen las cosas a medias. A ver en el último capítulo si lo explican.

ANA:

Su padre le ha dicho que si quiere puede ser una cierva, y correr como ella. Han salido a correr por el bosque. Ella se ha quedado con las ganas de más montaña, y se ha escapado, cual cervatilla. Se ha ido al lago donde se bañó con Quim, a ver si veía al chaval. Se han visto, han discutido sobre quién quería menos a La Rubia, y cuál ha sido más malo con ella. El daño colateral que les ha hecho a ambos la niña ya no tiene arreglo. Entonces se han dado un beso, así muy santurrón, y ella decide que va a contar la verdad a Sara, que ya no tiene miedo. Pero el secuestrador la estaba acechando, como una presa. Le ha disparado en todo el pecho. Un tiro mortal. Media España ha llorado, que vale que la niña era muy sosita, verseaba y no se cambiaba de ropa, pero no era para matarla. Esperad, que aún la veremos en su entierro con la sudadera…

(Fuente de todas las imágenes: TVE1).

SILBÁN:

Por fin se ha desvelado quién era el responsable del secuestro, EL TÍO DE LA RUBIA. El hombre ha salido de entre los árboles después de matar a Ana, en plan disimulando como si hubiera oído el tiro y sale a ver qué leches ha pasado. Pero Sara (Megan Montaner) que es super lista, también lee los labios, y en el último momento ha caído que en el vídeo La Morena le llamaba RAFAEL. Sara, que es muy brava, le ha disparado en un hombro, y le han detenido. Queda por saber dónde tiene escondida a La Rubia, ya para el capítulo final.

SARA Y VÍCTOR:

Si Víctor se hubiera dado más prisa en dar de hostias al Zacarías hubieran llegado a tiempo al refugio donde había estado La Rubia. La manzana estaba recién mordida como quien dice, hacía poco que se habían ido. Siempre llegan tarde, allí no hay nadie que les ampare, ni la mismísima Virgen de Laude… Me pregunto cómo acabará la cosa entre la parejita.A Sara no le gusta que se salten las normas, pero si es por una buena causa, ¿le perdonará? Por avances, las cosas se complican. Ella sigue muy enfadada con él y con cara de pitbull le pide que no se le acerque. Alguien la ataca y trata de inyectarle algo. Esa escena me rompe los esquemas, si el tío está detenido y Simón muerto, me inclino a pensar que es parte de una de las pesadillas de Sara y realmente no ocurre. También una escena del secuestrador con La Rubia dejándola en un zulo nos parte la historia. Yo no hago caso a los avances engañosos, que pueden ser bien un flashback sobre dónde la llevó después de la manzana.

La AUDIENCIA del Capítulo 6 de “La Caza. Monteperdido” queda en primer lugar con un 12,8% de share y 1.996.000 espectadores.

AVANCES DETALLADOS CAPÍTULO 8 FINAL: Spoilers.

CAPÍTULO 6: La Guardia.

CAPÍTULO 5: Lago.

CAPÍTULO 4: Oscuros de Liestra.

CAPÍTULO 3: El baile de los hombres.

CAPÍTULO 2: Trémols.

CAPÍTULO 1: El deshielo.

MONTEPERDIDO: Personajes.

Un comentario en “LA CAZA. MONTEPERDIDO: Capítulo 7

  1. «Muerta Caperucita Roja, muerto el Lobo…» Mas sosa que la oreja de una estatua de yeso, Ana se ha idos in desvelar el gran secreto, no creo que fuera por proteger a la Rubia, que mas bien la odiaba por celos, me inclino a pensar que era por autoprotección, o sea que si no se sentía segura ni en casa…Atemos cabos (en sentido figurado, pobres polis). Tal vez había más de dos secuestradores, tantos como camuflados fueran al zulo previo pago de un oneroso vale con una copa incluida en el hotel La Guardia ( le hubiera quedado mejor La Guarida). El extremo del morbo de sexo con menores era que estuvieran secuestradas en un agujero, y que fuera real, algún video de promoción y listo. Luego ocasionó una variante del síndrome de Estocolmo: «el de Colmo de los Colmos», celos de tu compañera de secuestro porque la prefieren a ti, salvo….? Quien del pueblo preferiría a la morena…?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.