VÍCTOR ROS T2: Capítulo 3: Hijos de un Dios extraño

El Capítulo 3 de la segunda temporada de “Víctor Ros” resuelve el caso del misterio de Santa Catalina, en el cual se muestra escéptico a creer en milagros divinos, y encuentra la explicación a la muerte de los monjes, gracias a los mensajes ocultos que deja el padre de la chica que embalsama los cuerpos, en sus cartas, hallando una entrada secreta en la cripta, donde se enfrenta al abad, que es el culpable de todo.

El caso del oro robado les ha dejado la pista que se trata de un forastero que usa bombonas de oxígeno para tratar la sífilis, y que lleva una máscara que le tapa media cara. Datos suficientes para desenmascararle, nunca mejor dicho, y un hombre como nexo de unión, El Zíngaro, vinculado de nuevo a Giralda, que vuelve a estar entre los dos bandos.

El esperado encuentro entre Juana y Víctor ha llegado, pero me ha dejado un poco fría el escaso interés que ha mostrado por su hijo. Va a ser complicado para ella acercarse a él y recuperar ese vínculo perdido. Desconocemos las causas que le llevaron a tomar la decisión de abandonarle, también ha debido ser un duro golpe enterarse de la muerte de Luis. En los avances vemos que vuelve con los bandoleros, que desconfiarán de ella, y por lo que nos han dejado entrever, servirá de topo a Víctor. También protagonizará en el próximo capítulo un encuentro fortuito en los pasillos de la pensión, madre-hijo, o sea, Juana-Juan, que seguro será muy emocionante. Verlo de cerca le terminará de despertar su interés por saber de él en primera persona. ¿Le contarán a Juan quién es ella?

3vr-1

(Fuente: TVE)

El chaval tiene carácter como sus padres, y se ha cogido el tren a Linares, desobedeciendo a Víctor. Muy acertada la bofetada, puesto que en esa época no solo los interrogatorios policiales funcionaban a base de golpes, también la educación de los hijos.

La gabacha, Madame de Suberwick, muy echada p’alante, tumbando al mismísimo Giralda a chupitos. ¡Menudo saque! Es otro nexo de unión con los bandoleros, que nos han salido coquetos, y han querido retratarse. El capítulo se ha cobrado una nueva baja, El Cabramonte. Un motivo extra para tenerle ganas a Víctor, que va coleccionando enemigos.

3vr-3

(Fuente: TVE)

La audiencia bajó marcando tan solo un 9% de share y 1.452.000 espectadores. Que empezara casi a las 23 horas igual tuvo que ver, es una pena que alarguen tanto el comienzo del prime time, y ni siquiera el canal público dé ejemplo, metiendo programas relleno que se eternizan, y luego las series de calidad queden relegadas a los pocos afortunados que no madrugan el día siguiente. Todo esto va haciendo mella en la audiencia, el espectador opta por verlo online el día siguiente, y no registra unos datos dignos que hagan posible su renovación. Y así es como van prescindiendo de series de calidad, que quedan a medias sin renovar, guardadas en un cajón. Para cuándo un consenso entre canales para adelantar el prime time una hora, y conseguir nuevos espectadores.

Puedes dejar tu comentario sobre la serie, el capítulo y los personajes, y todo lo que quieras contarnos.

Un comentario en “VÍCTOR ROS T2: Capítulo 3: Hijos de un Dios extraño

  1. Sigue manteniendo mi interes y con ganas de ver el siguiente.
    En cuanto a lo que comentas sobre el horario de prime time y que alarguen el comienzo de la serie hasta las 23,00 estoy de acuerdo contigo. En otros paises el prime time es a las 20,00.Estoy de acuerdo que en España las cadenas deberian empezar a adelantar el prime time a las 21,00. Porque dejarlo tan tarde como ahora excluye a los espectadores que trabajan y que tienen que echar mano de la grabacion o on-line.De cara a los anunciantes mas positivo porque atrae a un mercado (el de los currantes) que su media de consumo de tele de 4h/d se concentra mayoritariamente a partir de las 20,00. La tele publica empezo muy bien adelantando el prime time, etc pero ultimamente ha caido en volver a retrasarlo y alargar innecesariamente el tiempo de emision del capitulo con promociones de la propia cadena

Los comentarios están cerrados.