ÁGUILA ROJA T9: Capítulo 116 FINAL

En el Capítulo 116, decimotercero y último de la 9ª temporada de “Águila Roja” triunfa el amor, por fin, entre Gonzalo y Margarita, y el amor-odio entre Hernán y Lucrecia.

Las muertes:

Las muertes fueron menos de las previstas, la del Cardenal nos supo a poco, una muerte más agónica y cruel hubiera sido más aplaudida, que los perros se comieran su cuerpo, en lugar del de Cipri, por ejemplo, incluso vivo, una muerte lenta y dolorosa.

La de Malasangre estuvo dentro de su estilo, me gustó que dijera que él pertenecía a su propio bando, ni bueno ni malo. Intentó salvar al héroe disparando mil pistolas, pero siendo abatido por los guardias.

El resucitar de Sátur: (Javier Gutiérrez)

Lo volvieron a hacer, cuando parecía que había muerto, además de la peor de las maneras, dejando el trauma de su vida a Alonso, por haberle disparado, sube al cielo y le pide perdón a Cipri. Fue adorable, me pregunto si Cipri estaba con Catalina, o esta se reunió con Floro y hacen tríos. Sátur pensó yo mejor bajo otra vez, resucito, que no quiero perderme nada, que por fin vamos a ser felices. En cualquier caso, a ver como Gonzalo aguanta a Sátur ahora con el tema de que Dios existe, después de haber pisado el cielo con sus propios pies.

Conspiración al Rey:

La marquesa, al verse fuera del trono, le chiva al Rey las intenciones de los franceses, y el golpe resulta fallido. Hernán se encara con él, a la desesperada, puesto que es el verdadero primogénito. Gonzalo por su parte, pide venganza por la muerte de su madre, sin embargo no es capaz de matarle. Para matar a un simple guardia no le tiembla el pulso, pero para matar a sangre de su sangre se lo piensa demasiado, y por mucho que le insiste su hermano Hernán, no es capaz de rebañarle el cuello con su katana.

Como dijo el Cardenal, la historia no se puede cambiar, y queda de futuro heredero su hijo enfermizo, Carlos II.

Amor Gonzalo-Margarita:

Reaparece Margarita con su capa de Caperucita Roja, imagino que para hacer juego con su ex prometido. Enterarse el mismo día de que el padre del bebé que esperas es el héroe del pueblo y el hijo del Rey son muchas emociones para una embarazada, aunque el bombo se les olvidó ponérselo, la barriguita incipiente que mostraron capítulos atrás había menguado en lugar de aumentar, o llevaba el corsé muy apretado. Yo llegué a pensar que ya había parido y el niño estaba a buen recaudo con algún vecino.

Me encantó el zasca a la marquesa, muy sutil.

Fantástico cuando entre el tumulto Gonzalo escapa a caballo con Margarita, y se declaran su amor mutuo con bebé en camino. Sátur no esperó ni un minuto y les llevó a casar, antes que se arrepintiesen. Casarse teniendo a toda la guardia pisándoles los talones un poco irreal, pero dejamos la coherencia para otros momentos menos románticos, y disfrutamos por fin de la historia de amor más dificultosa y complicada de la televisión. ¡Vivan los novios!

116ar-1

(Fuente: TVE)

Odio Hernán-Lucrecia:

La sorpresa fue que perdonaran la vida al comisario. Muchos pensábamos que estaba sentenciado, pero optaron por darles una salida menos dramática, de miseria y proscritos de la justicia, que acostumbrados al lujo, es su mejor castigo. La declaración de odio mutua de lo más friki que he visto, un acierto, tal como estaban las cosas entre ellos.

Legado del Águila Roja:

El capítulo termina con Sátur anunciando que el bebé aguilita es el futuro Águila Roja, ya que “todas las épocas necesitan un héroe”. Dejan así la puerta abierta a un posible spin off de la serie.

Cabos sueltos:

Podría rellenar páginas enteras con tramas que han quedado inconclusas, o a la imaginación del espectador, temporada tras temporada. Pero me limitaré a lo más primordial de esta última. Me quedé con las ganas de ver cómo era su vida un año después, ver la vida feliz de Gonzalo-Marga, la vida infeliz de Hernán-Lucre, etc.

Soledad:

Este personaje quedó en el olvido. No tenía sentido que huyera con ellos, a pesar de su fidelidad eterna a la marquesa, puesto que la intención era dejarles solos, desamparados, sin criados, pero me faltó una despedida para ella. Así como la nieta, que podían habernos mostrado una escena devolviéndola a la familia pescaíto.

Nuño:

Un personaje tan principal podía haber tenido un hueco, enterarse de que era el nietísimo, recibir un buen zasca de su primo Alonso, etc.

Alonso:

Se entera de refilón que su abuelo es el Rey, pero ni una sola frase sobre ello. No nos cuentan qué fue de su futuro, un personaje que dejan sin explotar, sin sacar todo el potencial que podía haber tenido.

En general, me gustó el final, fue bastante benévolo, y rodaron menos cabezas de las que imaginé. No todos los malos tuvieron su mejor escarmiento, pero como la vida, no siempre ganan los buenos, y la opción de Gonzalo de Rey hubiera sido demasiado idílica. Guardaremos el recuerdo de una serie épica, que nos ha regalado 9 temporadas, y la echaremos de menos los jueves por la noche.

La audiencia lideró la noche, marcando récord de temporada, con un 21,6% de share y 3.661.000 espectadores.

3 comentarios en “ÁGUILA ROJA T9: Capítulo 116 FINAL

  1. RoberZamora: yo tampoco sabía qué es eso de “CR”, aunque acabo de mirar por google y al parecer “CR” alude a la relación entre Gonzalo y Margarita.

    Sobre el final: Unas cosas sí me han gustado, otras no tanto:

    – Qué me ha gustado: El final de los buenos, preciosa la escena de Gonzalo bajando del caballo a Margarita, que se reúnan con Sátur y Alonso, y el epílogo con Sátur. Chapeau, un 10.

    Que el pueblo se rebele al final para salvar a Gonzalo una vez comienza la pelea de éste con el verdugo, muy épico…

    Y también ÉPICAS (con mayúsculas) las frases: “No se puede cambiar la historia” (Cardenal) y “Nunca tengo muy claro en qué bando está usted” (Margarita a Malasangre)

    – Qué no me ha gustado:

    A) Hernán y Lucrecia: Entiendo que su final vino porque estos personajes gustan a mucha gente, pero para mi gusto, esperaba una última interacción entre los 2 hermanos, del tipo muerte de Hernán salvando en el último momento a Gonzalo, y a Lucrecia viviendo en la miseria y (quizá) mostrándola menos soberbia una vez llevase tiempo viviendo en esa nueva condición.

    Otro buen final de estos personajes podría haber sido:

    – Hernán encontrándose en el bosque donde están reunidos Gonzalo, Marga, Sátur y Alonso, y despidiéndose, desde la distancia y con un movimiento de cabeza a Gonzalo (aunque entiendo que estos dos nunca se iban a perdonar del todo el uno al otro, y quizá esto podría verse forzado…)

    – Los pescaderos matando a Lucrecia por lo del bebé nieto¿a?

    B) Malasangre: yo le habría puesto en el bosque donde se reúnen al final Gonzalo y Marga, y llevando en su caballo a Sátur y Alonso, para que se reuniesen con ellos y luego Malasangre huyendo (es la clase de personaje que siempre acaba librándose de todo). Y si se contemplase su muerte, al menos hacerla menos tonta, como matando al verdugo que iba a cortar la cabeza de Gonzalo, y que eso provocase toda la pelea del final…

    C) Trama de los pescaderos y Sole: como han sugerido muy bien aquí, con una escena del tipo Sole entregándole al niño (¿o era una niña?) a sus abuelos los pescaderos, arreglado. Con un minuto mostrando eso, bastaba (incluso menos tiempo).

    D) Huída de Gonzalo y Sátur de la prisión, para mi gusto quedó extrañísima: Gonzalo rompe todos sus grilletes como si nada (misma fuerza para romperlos que mostraría más adelante cuando le fuesen a intentar decapitar), libera a Sátur, cogen unas capas y unos caballos…en todo eso me da la impresión de que habían rodado más y luego cortaron la escena…

    Por cierto, con respecto a Sátur, me alegré mucho de que no muriese de ese balazo tan tonto, pero eso sí, recuperó sus fuerzas más rápido que Lobezno xDDD

    Con respecto a Anaís, su trama ya no daba para más, y mira que al principio me gustaba como pareja de Gonzalo, quizá con enfocarla mientras Gonzalo huía con Margarita y ya…

  2. En lineas generales el final estubo bueno. Esperaba más. Me hubiera gustado que Malasangre liderara la revuelta y que terminara con la huida de nuestro héroe. También hubiera sido bueno saber como terminaron Gonzalo y Margarita. Alonso y Satur. Algo como que Alonso finalmente se hizo militar o algo así. Por qué el no recogió el legado de Aguila? Me quedé con ganas.

Los comentarios están cerrados.