ÁGUILA ROJA T9: Capítulo 113

En el Capítulo 113 y décimo de la 9ª temporada de “Águila Roja” se ha desvelado al fin la identidad del Águila Roja, como Gonzalo de Montalvo, en boca de la pilingui más chivata, Anaís. Con todo el dolor de su corazón, y para salvar a Flora, que es como una madre para ella, ha tenido que elegir entre ella o Gonzalo, y menos mal que está enamorada de él, que si no le lanza a los leones directamente. Al menos podría ponerle en aviso, sería un detallito a considerar.

ar-3

(Fuente: TVE)

La buena noticia es que ha muerto el lugarteniente, Pedro, un malo menos que había hecho mucho daño en la Villa. No sé si servirá de nada el chivatazo, así sin un papel firmado que de fe del perdón de Flora. El precio a pagar es muy alto. Águila ha estado muy lento de reflejos dejándose desenmascarar por ella. Ya podía haberlo descubierto Margarita en alguna de las enésimas veces que le salvó la vida. En el próximo capítulo parece que toda la Villa se entera, ya veremos si Alonsillo también, o sigue empanado como acostumbra.

Sátur descubre la verdad sobre el Rey, a través de Malasangre, y le entran las dudas sobre si callar o contarlo, pero es una persona tan transparente, que Gonzalo no ha tardado en darse cuenta que algo le pasa. Su manía de rezar en voz alta le ha jugado una mala pasada, la Reina ha averiguado la verdad, y ha cargado su rabia con su pequeño, el cual está más preocupado en echar los dientes que en su futuro reinado. A Gonzalo se le acumulan los enemigos, y su casa corre peligro de estallar en forma de pólvora en la chimenea. ¿Pillará a alguien dentro de casa cuando estalle?

La llegada del maestro chino de Gonzalo no ha estado mal, aunque esperaba algo más del gran maestro oriental, no tanto las 4 frases típicas de las galletas de la fortuna. El niño echará de menos a Sátur, única palabra española que ha aprendido en todo este tiempo, para ser el futuro heredero no es muy locuaz. La leyenda de la espada del mal, al estilo del rey Arturo, también metida con pinzas. ¿Qué mal puede hacer Gonzalo con ella? ¿Matar a su propio padre, quizá?

Al final me equivoqué pensando que el desmayo de Lucrecia era un supuesto embarazo, mejor, no está la cosa para bombos, su descoordinación en el habla ha sido un golpe de estrés, si se llega a dar un solo manotazo más en la cabeza, se queda en el sitio, la verdad que por esta vez me la han colado, resucitándola en el último momento, creía que moría realmente, pero tendremos que aguantar su soberbia el resto de capítulos. Al menos intentará evitar la muerte de Gonzalo, cuando sepa que es Águila Roja, e irá a ajustar cuentas con la madame, por chivata.

ar-2

(Fuente: TVE)

La audiencia vuelve a subir, marcando un 17,2% de share y 2.908.000 espectadores.

Avances detallados Capítulo 114 ¡SPOILERS!