ÁGUILA ROJA: T9 Capítulo 108

El Capítulo 108 y quinto de la novena temporada de “Águila Roja” viene marcado por la casi ejecución de Malasangre, por ser el protagonista de un libro prohibido, libidinoso, “El maestro”, al más puro estilo de 50 sombras del señor M.

Me resultó nada creíble ver a Malasangre resignado a morir, negándose a ser salvado por Águila, supongo que ya tenía planeado pedir clemencia, logrando que la Santa Inquisición se apiadara de su persona. Su cita en el infierno con el Cardenal tendrá que esperar…

Gonzalo recobra esperanzas de volver a Margarita, a través de las cartas que le ha escrito a Alonso, y no está centrado; ofende a Anaís en su clase al decirle “yo no soy uno de tus clientes”, y es que ya se sabe que los hombres no saben hacer 2 cosas al mismo tiempo, por muy Águila Roja que sean, pensar en Margarita y enseñar a leer a Anaís a la vez es una mala combinación. Las clases están resultando un fracaso, la primera duró 2 minutos, la segunda ni empezó. A este paso hasta Cipri aprenderá a leer antes que ella.

Gonzalo se sincera con Alonso, se fustiga culpándose por la huida de Margarita; se acostó con otra sí, pero aún no estaba con ella, ese pequeño detalle importante no se lo cuenta. Alonso ha madurado, más racional y menos impulsivo, le concede el puesto a su padre, para verla. La sorpresa del capítulo es la tripita incipiente que nos enseña Margarita, aunque Gonzalo desaprovecha la ocasión y no hace nada por seguirla, y tratar de hablar con ella. A ver para cuando la vuelve a ver, si estará aún embarazada, o ya con su bebé-aguilita.

ar108 1

(Fuente:TVE)

El mensaje de Sátur en manos de Cipri, muy original, del pan a la gallina, y cuando parecía misión imposible que se leyera todavía, por fin Gonzalo lo ha visto. El rescate inexistente, para el próximo capítulo, menos mal que Sátur se cuida solito, y lo tenemos ya de vuelta.

La nueva vida de Lucrecia, bastante previsible. Hernán la ha convertido en la perfecta esposa, vestida recatada como una monja, con actividades aburridas de costura, sin lujos ni excesos, pidiendo permiso hasta para ir al baño, y por fin ha tomado conciencia de en qué se ha convertido. En el próximo capítulo, se rebelará ante su nueva situación, desobedeciendo a su esposo, con las consecuencias que ello le conllevará.

La audiencia sube ligeramente, marcando un 12,6% de share y 1.921.000 espectadores.

No te pierdas los avances del próximo capítulo. ¡Spoilers!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *