EL CASO: Capítulo 12: Pícnic fatal

El capítulo 12 de “El Caso” ha tratado un crimen  entre hermanos, promovido por los celos entre ellos, en un fallido intento por aparentar lo que no son, fingiendo una profesión y un futuro prometedor, tanto uno como el otro, para tratar de agradar a un padre, con deudas de juego.

Por otro lado, Margarita ha movido Roma con Santiago por librar a su amigo y compañero Germán de la falsa acusación de homicidio. De lo único que es culpable es de haber dejado postrado en silla de ruedas al verdadero asesino, un policía maltratador, que ha querido matar 2 pájaros de un tiro, al vengarse de él por lo suyo y endosarle el asesinato de su mujer. A Camacho le ha costado reaccionar, pero finalmente no le ha quedado más remedio que rendirse ante la evidencia.

image

(Fuente: TVE)

Jesús ha ejercido de Celestina, entre Massiel y el Peluso. Miguelito, le ha hecho una declaración de amor, un tanto etílica, pero a Clarita le ha gustado, a pesar de todo. No hay mayor sinceridad que las palabras de un borracho. El balón ya está en el tejado de Clara, y tendrá que mover ficha y decidir si apuesta por esa nueva relación. Según los avances, atravesará un momento de incertidumbre sobre su futuro. A ver si nos deleitan con un acercamiento entre ambos, para cerrar la temporada de una manera más dulce.

Otra de las tramas que han tocado, ha sido el uso y abuso de la autoridad en los colegios por parte de los curas profesores. Rodrigo se ha enfrentado a un antiguo profesor maltratador de niños, que ahora se estaba cebando con el pequeño Blas, hijo de Paloma. Me ha parecido muy humana la reacción de pavor del jefe al volver a ver a su maltratador, sin poder olvidar el paso del tiempo, como si la jerarquía entre ellos continuara latente.

La audiencia sube algo más de un punto, marcando un 11,5% de share y 2.124.000 espectadores.

No te pierdas los avances del último capítulo ¡SPOILERS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *