EL CASO: Capítulo 10: Como alimañas

En el capítulo 10 de “El Caso” se ha investigado la historia de un crimen por un lío amoroso, en un cortijo de Cáceres, en un kit de jerarquías entre clases, suplantación de identidad, obligación de falsa autoconfesión de los hechos e incluso un suicidio.

Por otra parte, Paloma, con ayuda de Germán ha llevado a cabo su primer caso, en el que ha ayudado a una madre a reencontrarse con su hija, separadas por la guerra, con una escena muy emotiva, que nos ha puesto a todos en modo lagrimilla, y que contrasta con la desidia con la que Rodrigo, el jefe, atendió la noticia. Pero es que al director solo le interesa la chicha, carnaza, víctimas y mucha sangre, que es lo que vende.

La alegría generalizada en la redacción ha venido con la nueva Ley Fraga de 1966, que pone fin a la censura en prensa; lo que supuso el principio de la libertad de expresión. Con ella han despedido con una ovación al censor, el padre Sanchís, interpretado por Jorge Roelas. Nunca me acostumbré a verlo de cura, pesa mucho su papel de Marcial en “Médico de familia”.

Con el asesino del rosario huido a Guinea, según la versión de Cabrera, la “chicha” del capítulo la ha puesto la pareja de Gerardo y Cabrera, al ser descubiertos en un club clandestino de homosexuales, o “invertidos”, como solían llamarles en la época, con travestis inclusives, muy comedidos, en comparación con los actuales. Así es como ha sido desvelado el secreto mejor guardado de Cabrera. Camacho ha aprovechado esa baza para ningunearlo, recuperando su puesto, y dejando un comodín para futuros favores que pueda prestarle.

Paralelamente, Montenegro ha descubierto a Gerardo, sacándole ipso facto del calabozo, y aquí paz y después gloria. Ahora ya sabe que el matrimonio de éste con Clara es una farsa. Este descubrimiento le ha puesto la alfombra roja hacia la periodista, y en sus manos está acercarse a ella, esta vez con más posibilidades de éxito.

10caso 5

(Fuente: TVE)

Rebeca ya tiene claras las ideas, después del incidente con Santafé. Sus planes de cambiar de aires no son compartidos por Jesús, que por su bien, le propone que se case con Camacho. Es una opción cobarde, pero segura, para evitar que el psicópata del rosario le haga daño. Rebeca no se toma bien la sugerencia, y según los avances, querrá marcharse igualmente, dejando atrás a los dos.

A Margarita le ha surgido un admirador, un experto en arte que ha resultado ser experto en timar maduritas. Tanto Jesús como el resto de compañeros de redacción se han tomado muchas molestias por intentar protegerla, pero ha demostrado que sabe cuidarse sola.

La audiencia baja algo más que un punto esta semana, con un 9,8% de share y 1.807.000 espectadores. No te pierdas los avances del próximo capítulo. ¡SPOILERS!