EL CASO: Capítulo 9: El misterio de la mano cortada

El capítulo 9 de “El Caso” ha sido muy intenso. Nos han desvelado los comienzos de Jesús en el periódico, con el misterio de la mano cortada, el caso que han investigado esta semana, sobre un médico nazi huido de la justicia, que experimentó con la hija enferma de leucemia de la marquesa de Montani, a la cual le cortaron una mano y la lengua. Me ha fascinado conocer que de ahí tiene el origen la canción infantil “esconde la mano que viene la vieja”.

Nos han mostrado el lado más sentimental de Margarita, con la aparición de un antiguo amor, que escapó de un campo de concentración nazi. Sin embargo, ha tenido un fatal desenlace, con su muerte, dejando a Margarita rota de dolor, pero con el placer de vengar su muerte, con la ayuda de la embajada americana, que finalmente detiene al médico nazi que experimentaba con mendigos de un albergue con la ayuda de una monja, y lo envían a Israel, tal como era el deseo de Hagai. Así ponen punto final al misterio de la mano cortada, 12 años después.

Por otro lado, Aníbal se nos ha enamorado de una chica de la calle, la Reme, que nada tiene en común con su vida beata y devota. Pero el amor es caprichoso, y el redactor del Opus, se deja su sueldo en ayudar a sacar adelante al bebé de ésta, haciendo caso omiso de los consejos de su congregación y de sus compañeros de la redacción.  Veremos que nuevos problemas le conlleva su extraña relación, y si conseguirá reconducir la vida de la chica por un camino más puro y honesto, más acorde con su estilo de vida.

9caso 3

(Fuente: TVE)

En cuanto a Santafé, el asesino del rosario, ha atacado de nuevo. Esta vez la víctima ha sido Luisa Arteaga, la nueva novia de Montenegro, que ha quedado destrozado al enterarse. Confío en que Clara tratará de consolarle, con un nuevo acercamiento entre ellos. Según los avances, el propio Gerardo está molesto por ver a Montenegro siempre cerca de su mujer. Aunque él tampoco se separa de Cabrera, que serán descubiertos juntos por Camacho. ¿Será vox populi las inclinaciones sexuales de Cabrera y Gerardo?

Camacho está más decidido que nunca a saltarse las órdenes de los de arriba con respecto a Santafé, más ahora que le han destituido de su cargo de comisario jefe, por Cabrera. El asesino del rosario se ha atrevido con Rebeca, y por ahí no pasa. Me gusta que se alíe con Jesús, por fin, y trabajen juntos por intentar dar con él. Santafé ha advertido a Jesús con una estampa de Santa Rebeca, que decía: “Ninguna de tus siervas, oh Señor, está a salvo del maligno”. Rebeca, por su parte, ha recibido otra de Santa María Magdalena, que decía: “De los labios de la adúltera fluye la miel; sus pies descienden hasta la muerte; sus pasos van derechos al sepulcro”.

9caso 49caso 2

(Fuente: TVE)

Es evidente que Santafé tiene fijación con Jesús, y ya le ha amenazado con hacer daño a todas las mujeres de su entorno. Esta vez también le ha salpicado a Montenegro, sin embargo, el policía no recibe ninguna nota siniestra de Santafé. Tiendo a pensar que es alguien de la infancia de Jesús, de familia importante, de ahí la protección que tiene de las altas esferas. Estamos deseosos de que nos iluminen con flashbacks sobre el pasado de Jesús, y sobre cuándo se produjo la obsesión de Santafé por él. 

La audiencia sube casi 2 puntos, con un 11,2% de share y 2.108.000 espectadores. No te pierdas los Avances del Próximo Capítulo 10. ¡SPOILERS! 

4 comentarios en “EL CASO: Capítulo 9: El misterio de la mano cortada

  1. Capitulo sorprendente e intenso, como muy bien apunta la autora del blog. Esta serie va cogiendo categoría y probablemente sera una caja de sorpresas.

  2. Yo no creo que la obsesión por Jesús esté desde el principio. Creo que fue “casualidad” que la primera victima fuera su novia. Ante la insistencia en la investigación y siendo el de familia pudiente, le internan en el psiquiatrico y una vez fuera culpa a Jesús de ese tiempo allí y se lo está haciendo pagar retorcidamente. (esa es mi teoría, no una verdad absoluta.

    Por otra parte, muy buenos análisis. Un gustazo leerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *