LA EMBAJADA: Capítulo 3: Tolerancia cero

El Capítulo 3 de “La Embajada” viene con nuevas intrigas, confidencias, y personajes que quedan entre las cuerdas, como es el caso del cónsul, Bernardo, que después de entregar todos los documentos triturados al embajador, aún va más allá, y le facilita el nombre de Eduardo, como el máximo responsable de corrupción.

Bernardo como espía sería el peor candidato, solo le falta un cartel con luces de neón que ponga yo soy el topo, y os estoy delatando. Su nerviosismo le pone de manifiesto, y Eduardo, que es un sabueso, se ha dado cuenta, y no le quita ojo. La escena con la grabadora, de chiste, lo que consigue grabar es que el embajador también se ha dejado sobornar por Paco Cadenas, y lo de tirarla por el váter una estupidez supina. Tampoco le iban a registrar, te la llevas en el bolsillo, y aquí no ha pasado nada. Conseguir embozar un retrete y que luego el niño se lo entregue a Eduardo, son las casualidades más inoportunas que han dejado en evidencia al cónsul.

3lae 6

(Fuente: Antena 3)

El hecho de solapar escenas con el juicio en Madrid, del futuro, nos ha eliminado el factor sorpresa. Hemos conocido, en la declaración de Eduardo, que Bernardo está muerto. Y aunque era una muerte que se veía venir, la trama pierde suspense. Si bien, aún no conocemos cómo sucedió y quién lo mató. En el siguiente capítulo, tanto Bernardo como su mujer, Olga, pasan a la acción, y apuntan con una pistola a Eduardo. A Bernardo le vemos con signos de lucha, con una mano vendada y ensangrentada. ¿Será en un forcejeo que pierde la vida? ¿O faltan aún más episodios hasta que muera?

Respecto a Ester, la hija de los embajadores, está completamente histérica, se siente prisionera en ese país, en el que ya no quiere estar ni un solo día más. Ha perdido su trabajo, por el hecho de haber estado presa, y como una niña con una pataleta se intenta fugar del país, sin éxito. Descubrir que sus padres cedieron a un chantaje económico para sacarla de allí la enfurece aún más, e intenta sonsacar información a Roberto (Maxi Iglesias), un personaje con muy pocas luces, y manipulado por su hermano. Está encaprichado de Ester, y le chiva que fue su hermano Eduardo quien le dijo a quién acudir para sacarla de la cárcel.

El personaje de Carlos, el novio de Ester, sigue jugando a 2 bandas, provoca a Claudia con sus miradas, la cual no puede evitar resistirse a ellas. Se sincera con su marido, y le dice que pasó la noche con otro hombre. Al menos no le ha dicho con quién. El embajador no se lo toma demasiado mal, supongo que porque él también fue infiel en el pasado, según hemos conocido por Ester, que se lo ha contado a Carlos, como si una infidelidad fuera lo peor del mundo. Carlos ya sabe que Ester no le perdonaría algo así, y menos con su propia madre.

3lae 2

(Fuente: Antena 3)

En el siguiente capítulo las cosas se complican un poquito más. Claudia descubre, por un libro en el que está su fotografía, y que Ester le regaló a Carlos, que éste ya sabía quién era ella. Por tanto, como ya sospechábamos, su affaire no fue fortuito. Él sabía muy bien lo que hacía, la pregunta es por qué, qué pretende Carlos y quién es realmente. El papel de Carlos (Chino Darín) es la trama más adictiva de la serie. El misterio de no saber si es de los buenos o de los malos, y qué conexión tiene con el resto, es lo que realmente consigue enganchar. Me pregunto si tendrá algo que ver con el antiguo embajador, fallecido en extrañas circunstancias…

Lo que me ha sorprendido es que Luis, el embajador, fuera infiel en el pasado. No me lo esperaba de un hombre tan recto y honesto. Pero hasta el más íntegro de los políticos tiene su precio, y por su hija cedió al soborno, y el empresario Paco Cadenas no ha tardado en pedirle un favor. Le consigue una cita con el primo del rey, a regañadientes, y les deja solos, lavándose las manos de lo que en esa reunión suceda.

La audiencia baja un punto, con un 16,9% de share y 3.030.000 espectadores. No te pierdas los avances del próximo capítulo. ¡SPOILERS!