EL CASO: Capítulo 8: El mercado del nácar

El capítulo 8 de “El Caso” nos ha vuelto a tener a todos en vilo con un nuevo episodio del asesino del rosario, que ha tomado una nueva víctima, Rebeca, el talón de Aquiles de Jesús Expósito.

Ya ha quedado demostrado que Santafé tiene fijación con el periodista. Todas sus víctimas giran entorno a Jesús, desde la que fuera su primera novia, hasta Rebeca, por la que siente una gran debilidad. Tiene que ser alguien de su pasado, ¿pero quién y por qué?

8caso 3

(Fuente: TVE)

En esta ocasión, con la difusión del retrato de su rostro en el periódico, le ha salido un imitador, anheloso de protagonismo, que se ha dejado encerrar con tal de tener su minuto de gloria. Eso ha ocasionado que la policía bajara la guardia, y el auténtico asesino ha aprovechado para emular una famosa escena del capítulo “Angustia” de Alfred Hitchcock, dentro de la serie “Alfred Hitchcock Presenta”, de 1955, en la que ha inmovilizado completamente a Rebeca, estando consciente de lo que pasaba a su alrededor, y que ha estado a punto de ser manipulada como uno de los cadáveres anónimos que son donados para que los estudiantes hagan prácticas. Las lágrimas de impotencia de la forense, y la rapidez de Camacho y Jesús lo han impedido en última instancia, tras recibir un dibujo de Santafé como pista.

8caso 4

(Fuente: TVE)

Respecto al caso que han investigado esta semana, se trataba de un extraño secuestro de la hija de una adinerada familia, conocida de Clara. La chica era adicta a la morfina, tras una lesión de hípica, y con el fin de conseguir su dosis acabó metida en un círculo vicioso que le arrastró a una red de trata de blancas. Lo más relevante de este caso ha sido que el comisario Montenegro ha tenido un pequeño romance con la hermana de la secuestrada, Luisa Arteaga, que continuará en el próximo capítulo, ampliando el triángulo amoroso con Clara. ¿Será el detonante que necesita nuestra periodista para acabar de darse cuenta que su verdadero amor es Montenegro?

Por otro lado, el amor entre Camacho y Rebeca tiene las horas contadas. La chica tiene dudas, y de no ser por Santafé, probablemente le hubiera plantado igualmente en la iglesia. Camacho le ha pedido a Jesús que se aleje de ella, por su bien, y éste ha accedido. Al menos hasta que lo detengan.

Respecto al matrimonio de Clara y Gerardo, el psiquiatra se ha encargado de poner de manifiesto su homosexualidad, saltándose los códigos deontológicos y el secreto profesional por el forro. El padre de Clara ya lo sabe, y les ha preparado un regalo de muy mal gusto, una canastilla para su futuro bebé, de color rosa, puesto que desea que sea una niña. Le ha faltado poner el nombre de la criatura, y decidir por ellos a qué colegios debe asistir. El pobre Gerardo no levanta cabeza, entre la vergüenza de verse descubierto, el bromuro que le recetó el psiquiatra, y la frustración de no poder corresponder a su mujer, no pasa por su mejor momento. Lo mejor del capítulo la visita de Clara al doctor, aireando sus visitas a ciertos sitios indecentes a su mujer, a modo de venganza. ¡Ah! Y es solo el principio…

La audiencia obtiene un 9,4% de share y 1.803.000 espectadores. No te pierdas los avances del próximo capítulo de “El Caso”. ¡Spoilers!

VOLVER ARRIBA⇑