BAJO SOSPECHA: T2 Capítulo 10: Final: “La Confesión”

El último capítulo de “Bajo Sospecha” nos ha descubierto al cómplice de Gorka. Como muchos predijimos, era Sara Guzmán, su mujer. Pero llegados a este punto, lo más importante no era solo el quién, sino el por qué. Al final, el motivo del crimen era mucho más simple de lo que muchos imaginábamos. Catherine lió a sus compañeros en una operación clandestina, por hacer un favor a un amigo inmigrante, hubiera sido más fácil pagarle la operación, pero en fin, las cosas salieron mal, y Nelson Diop murió. Catherine decidió desaparecer, porque no le parecía bien callarse, y hacer como si nada hubiera pasado. Sin embargo tampoco acudió a la policía. A partir de ahí todo se complicó, y desencadenó en múltiples muertes.

Es un tanto ilógico que Catherine Le Monier, si estaba en contra de ocultar la muerte de su amigo, no lo denunciara a la policía. En su lugar huyó, y ni tan siquiera con su novio Rafi herido de bala, en peligro de muerte, fue capaz de entregarse y contarlo todo. Imagino que después del atropello al comisario Casas, tuvo miedo a las represalias judiciales. Las consecuencias fueron fatales para Rafi, y para Belén.

Quedó por resolver el asunto del intento de suicidio de Catherine. Todo hubiera sido más creíble si los asesinos Gorka y Sara la hubieran incitado a cortarse las venas mediante escopolamina, y a raíz de ese incidente, ella decidiera huir. Al no aclararlo, damos por hecho que el intento de suicidio fue real, agobiada por el tema de Nelson, por parte de la médico francesa. Y la desaparición queda sin fundamento.

Otro cabo suelto fue el ataque a Víctor con escolpolamina, en el cual le incitan que se tire por la azotea. Suponemos que fue Gorka, ya que Sara estaba en coma, pero nos hubiera visto verlo aclarado.

catherine2

(Fuente: Antena 3)

El motivo en sí me parece bastante simple, e incluso poco creíble, que alguien llegue a matar por ese motivo. La serie lleva el sello inconfundible de las producciones Bambú, en que los autosecuestros y las muertes accidentales están a la orden del día. Así fue como Gorka acabó con la vida de Isabel, en realidad solo quería asustarla, y se le fue de las manos. Y el tema del autosecuestro, empieza a ser un clásico en la serie. La primera vez sorprende, pero cuando lo explotas varias veces, se hace repetitivo y predecible.

Otra incongruencia del desenlace final, es que no quemaran a Nelson Diop, pues el hospital ya disponía de incineradora. Y pudimos comprobar lo fácil que era utilizarla, sin controles, cuando el doctor Manrique quemó a Enrique. Aparte doña Adela estaba al tanto, y hubiera estado de acuerdo. Qué mejor manera de no dejar rastro. El tema del CD del expediente psiquiátrico de Catherine, al menos ha aparecido, aunque ha llegado muy tarde. Tenía la impresión que sería una pieza clave en la resolución del caso, pero no ha sido así.

A pesar que Sara Guzmán declara que su marido Gorka era débil, y no tenía agallas para matar, ha demostrado valentía para quitarse la vida de un disparo. Me ha gustado que al final no muriera por la acción de Lidia, bastante condena tiene ya, de por vida, con la muerte de su hijo Rafi. Sara, en cambio, ha demostrado una gran sangre fría, sin arrepentimiento. No puedo evitar imaginármela en la cárcel Cruz del Sur, de “Vis a Vis”, haciendo buenas migas con Zulema. 😛

sara

(Fuente: Antena 3)

A lo largo de esta segunda temporada, yo hubiera prescindido de 2 de las muertes. Por un lado, la muerte de Enrique Méndez, a manos de Miguel Manrique nos quitó a 2 de los posibles sospechosos de golpe, que hubieran dado bastante juego al caso. El marido de Isabel Freire, era un personaje oscuro y triste, desilusionado de la vida, y que por despecho a su mujer, al tener una aventura con otro hombre, podría haber dado pie a tenerlo como sospechoso. Miguel Manrique es otro de los personajes que nos han apartado de la trama principal, y que de por sí, su papel de amante de la víctima, hubiera estado en el punto de mira de muchos espectadores hasta el final. Además, el actor Gonzalo de Castro es único interpretando, con sus numerosas gesticulaciones, dejando múltiples dudas sobre su persona, como posible asesino.

Por otro lado, la muerte de Belén Yagüe, nos eliminó a otra de las grandes sospechosas. Precisamente, su personaje como mujer ingenua, políticamente correcta, era perfecto para que su papel diera un giro convirtiéndose en la mala y artífice de toda la trama. Más cuando la vimos con una actitud extraña en la azotea, al encontrar a Víctor desmayado en el suelo, y robarle el móvil. Eso hizo que muchos espectadores apostaran por ella, como presunta asesina.

7bs 8

(Fuente: Antena 3)

Otro de los personajes que nos eliminaron durante casi todos los capítulos ha sido el celador, Ginés. Encerrado en los calabozos, sin demasiadas pruebas que le incriminaran, ha resultado un poco irreal que pasara tantos días allí encerrado. La falsa incriminación por parte de Sara Guzmán, por su tatuaje, le ha mantenido allí, y eso nos dio la pista de que la psiquiatra estaba mintiendo. Personalmente, creo que se nos ha estrechado mucho el círculo de sospechosos, quedando tan solo los más predecibles, o los de menor protagonismo. Entiendo que en este tipo de series el dramatismo es una parte esencial en ella, pero me ha resultado excesivo, en total 5 muertes, 1 suicidio, 2 enfermos que despertaron del coma, 2 en prisión por asesinato, y parte del personal del hospital salpicado por negligencia, etc.

La apuesta en esta temporada de mezclar policías franceses con españoles ha sido todo un acierto. El actor Hugo Becker, como Alain, ha congeniado muy bien junto a Víctor, con una rivalidad sana que ha derivado en amistad. Nos encantaría verlo de nuevo en una posible tercera temporada. E incluso en otras series. Otro policía que ha gustado mucho es Vidal, su carácter sarcástico y desquiciante nos ha hecho reír en cada capítulo, quitando peso al dramatismo vivido. También se agradecería su presencia en una nueva temporada, con su característico sentido del humor y sus corbatas talla XS.

En cuanto a las parejas femeninas del actor protagonista, Yon González, no acaban de encajar, ni en la primera temporada, con Blanca Romero, que el feeling de ambos brilló por su ausencia, ni con Olivia Molina, que en el momento que empezaba a haberlo, le han quitado la vida. Si bien, el amor no es una de las tramas protagonistas de esta serie, lo cual se agradece, una buena relación entre policías chico-chica siempre es un punto a favor en la ficción. Esta temporada la mejor complicidad ha sido el dúo Víctor-Alain. 🙂

10bs 3

(Fuente: Antena 3)

El broche final con el abrazo sincero entre el comisario Casas y Víctor, ha sido, por un lado, el inicio de una nueva relación entre ambos, padre-hijo, y por otro lado, un posible final definitivo a la serie.

Sobre la posible renovación por una tercera temporada, Antena 3 aún no se ha pronunciado. El cambio de día al jueves, a partir del capítulo 7 ha sido un factor en contra de la audiencia, empeorando los datos que venía marcando la serie los martes. En el último capítulo subió casi un punto, con un 14,9% de share y 2.566.000 espectadores. La media de la segunda temporada asciende a 15,8% de share y 2.805.000 espectadores. A pesar de obtener datos discretos en los últimos capítulos, es una de las mejores series policíacas del momento, en la que el suspense te envuelve, y te hace ver los capítulos con mucha inquietud, al tratar de imaginarte los posibles motivos de los crímenes y los posibles sospechosos.

⇓Comparte en redes⇓

2 comentarios en “BAJO SOSPECHA: T2 Capítulo 10: Final: “La Confesión”

  1. El final me ha decepcionado un poco, una trama tan complicada se merecía un desenlace mas sofisticado, pero bueno, ya esta listo. Aprovecho para felicitar una vez más a este blog, que apostilla los detalles relevantes.

Los comentarios están cerrados.