VELVET: T3 Capítulo 14: Vientos de cambio

El capítulo 14 de «Velvet» ha venido marcado por la entrada del nuevo director, Marco Cafiero, (interpretado por Francesco Testi), en las galerías. Después que su padre, Enzo Cafiero, comprobara por sí mismo, que no podía confiar en nadie, ha delegado su puesto a su hijo.

VELVET: GUÍA DE TEMPORADAS.

Todos han intentado un acercamiento con el nuevo director, cada uno en su estilo, que no ha dado ningún resultado. Ni los coqueteos de Patricia, ni las amenazas de los Otegui han amedrantado al nuevo director, que es todo un tiburón de las finanzas, y cuya intención es convertir Velvet en un modelo más competente y menos familiar de lo que venía siendo hasta ahora. Eso ha enfadado a los trabajadores, que han sido los más perjudicados, viendo aumentar sus horas de trabajo y modificado el toque de queda.

Mateo también ha tenido sus roces con el nuevo. Además eran viejos conocidos, compartían hermandad en el internado de Londres, y ya en esa época tuvieron sus desencuentros. Marco se ha empeñado en redistribuir al personal de las galerías, poniendo a la nueva, Lucía Márquez, de dependienta de joyas, pues a pesar de su inexperiencia, una cara bonita siempre vende.

Ana también ha intentado doblegar al nuevo, sin éxito. En cualquier caso, y a pesar de los intentos de Cristina por echarla de las galerías, a Marco le interesa el talento de Ana por encima de los numeritos celosos de Cristina.

Por otro lado, las madres de Mateito le han organizado la pedida de mano para mañana. Clara ha tenido que tirar de las chicas Velvet para que le ayuden a elegir un vestido para la ocasión. Sin duda, irá guapísima. Y sus padres tendrán que venir desde Porrillos, con su traje de los domingos, y batallar entre ellos dónde se celebrará el bodorrio.

Raúl De la Riva por fin nos ha desvelado su sexualidad. Y aunque era un secreto a voces, había sabido mantener la ambigüedad con mucha diplomacia. En los años 50 la homosexualidad era perseguida por ley, y tenías que huir de España si no querías ser tratado como un delincuente. Raúl ha ayudado a esconderse a un antiguo amor, Toni (interpretado por Alberto Amarilla), en las galerías, con la ayuda de doña Blanca. Le ha proporcionado un pasaporte falso y ha huido a Francia.

El piloto, Carlos, sigue tan soso como de costumbre. Le ha ofrecido a Ana hacerse cargo del niño si ella quiere. Pero por muy grandes que sean los ramos de flores que le envía, Ana no está enamorada de él, y da repelús verle con esa gran sonrisa y tanta malicia oculta.

El punto álgido del capítulo lo ha puesto Cristina, en su guerra personal contra Ana. Le ha roto las cartas que guardaba de Alberto, que le envió desde Londres. Está rabiosa porque no solo ha conseguido quedarse embarazada de Alberto, sino que también se ha quedado con su mejor amigo, Raúl. En un ataque de celos, le ha dicho que si ella no va a tener un hijo de Alberto, ella tampoco, y le ha propinado un empujón, lanzándola por las escaleras. 

Decididamente, se le ha ido la cabeza completamente a Cristina. Las hormonas del embarazo no le sientan bien, pero estas tentativas criminales no pueden pasar sin castigo. No sabemos cómo quedará Ana, aunque por los avances no parece haber sufrido daños importantes. Sin embargo, la guerra no acaba ahí, y la locura de Cristina va cogiendo forma y matices cada vez más violentos en el siguiente episodio.

La audiencia puntuó un 18,2% de share y 3.228.000 espectadores. No te pierdas los avances del capítulo 15, final de Velvet.

VELVET: GUÍA DE TEMPORADAS.

BUSCADOR DE SERIES: Encuentra aquí tu serie favorita.

5 comentarios en “VELVET: T3 Capítulo 14: Vientos de cambio

  1. «Las espadas están en lo alto» , se acerca el fin de temporada y probablemente nos dejen sumergidos en la duda. Afortunadamente tendremos este blog para consolarnos.

  2. A ver como desenvuelven este desaguisado. La temporada finaliza fatal. Dejaran algun entusiasmo para la próxima temporada? Hummmmm

Los comentarios están cerrados.