CARLOS REY EMPERADOR: Capítulo 12 y 13

Doble capítulo especial de “Carlos, Rey Emperador”, en el que hubo varias muertes, entre ellas, la más importante, la de la emperatriz, Isabel de Portugal.

Francisco I, rey de Francia, no pasa por su mejor momento. Las muertes de su madre Luisa de Saboya y su hijo Francisco le dejan desolado. En política, intentará pactar el enlace de su hijo con la sobrina del Papa Clemente VII, a cambio de recuperar Milán, pero el Papa morirá, antes de firmar ese acuerdo.

Carlos V sufre una dura caída a caballo, quedando por un tiempo sin movilidad en una mano. Este hecho le hace replantearse endurecer a su único heredero varón, el infante Felipe. Lo aleja de la Corte, para adiestrarle y hacerle un hombre más fuerte, a pesar de la negativa de la reina Isabel.

El rey de inglaterra se casa con Ana Bolena, en su obsesión por engendrar un descendiente varón, repudiando a su hija María, de su matrimonio con Catalina de Aragón, y llamándola “bastarda”. Catalina muere, perdonando a Enrique VIII, a cambio de que acepte a su hija María como hija legítima.

En Castilla, el Rey ha prometido a la Reina atacar Argel, por el bien del Reino de las Españas, pero un nuevo contratiempo es prioridad, Roma pide su ayuda contra Túnez. Carlos V faltará a su promesa con su esposa, y además volverá a alejarse de ella. La engaña, y parte sin avisar. A cambio, le trae de vuelta a su hijo Felipe, para que su marcha no sea tan dura.

En Francia, el rey Francisco I está enfermo de sífilis. Su esposa, Leonor, intenta un acercamiento, y le proporciona una peluca con su propio pelo, pues había perdido el pelo. Le propone conseguir Milán, a cambio de paz, que es lo que su hermano Carlos V había solicitado, si él promete darle un hijo. Convence a su hermano Carlos, pero finalmente, Francisco I recibe una amenaza del turco, y se echa atrás en ese pacto.

Hernán Cortés regresa a Nueva España, siendo marqués, casado con Juana Ramírez de Arellano, esposa de Castilla. Cuando llega cree que será gobernador, pero encuentra a Antonio de Mendoza como virrey. Por otro lado, Bartolomé de las Casas ha conseguido la bula de Roma, por la cual los indios serán considerados como iguales a los españoles.

La emperatriz ha dado a luz a otra niña, Juana. Los médicos le advierten del peligro que corre su vida si quedara de nuevo embarazada. Era una mujer de poca salud, muy enfermiza, al igual que su hijo Felipe, su único hijo varón. Ella, ante el miedo que pueda pasarle algo al heredero, y el temor a no dejar más varones en su descendencia, decide no contarle nada a Carlos V, quedando de nuevo embarazada.

La fatalidad se cumple, la emperatriz sufre un aborto, y muere, en Toledo, el 1 de mayo de 1539. Hay un momento muy emotivo, donde se despide de sus 3 hijos, y de su esposo Carlos V. Murió con tan solo 36 años. Fue enterrada en Granada, pero pidió no ser embalsamada, y el cuerpo llegó en muy mal estado. El séquito lo dirigió su hijo Felipe, junto a Francisco de Borja, su más fiel servidor, que enunció una famosa frase, por la cual debía reconocer el cuerpo de la emperatriz como el suyo: “No puedo jurar que esta sea la emperatriz, pero sí juro que es su cadáver el que aquí ponemos… Juro también no más servir a señor que se me pueda morir”. Después de enviudar, se retiró a la vida religiosa.

TVE ha decidido partir la temporada, a falta de tan solo 4 capítulos, para regresar después de navidades. Si el motivo de este parón es la falta de audiencia, mejor hubiera sido cambiarlo a otro día de la semana con menos competencia, porque en enero, es posible que la gente se haya olvidado y haga unos registros más bajos, si cabe.

Personajes relevantes por capítulos.

Análisis de otros Capítulos⇒

VOLVER ARRIBA⇑