CARLOS, REY EMPERADOR: Capítulo 7

Personajes relevantes del capítulo.

El capítulo empieza cuando nombran Papa a uno de los consejeros de Carlos V, Adriano de Utrecht. El nuevo pontífice no quiere la dependencia al emperador en su nuevo cargo. Carlos I debe proceder a ejecutar a los comuneros cabecillas de las rebeldías, entre ellos el obispo Acuña. Roma está en contra, y si procede a su ejecución, le excomulgarán. A pesar del aviso, Carlos I ordena su muerte, mediante garrote. Finalmente, el Papa no le excomulga. En Roma asolaba la peste, y muchos abandonaron la ciudad. Adriano murió en extrañas circunstancias, se sospecha que pudo ser asesinado. Su sucesor como nuevo Papa es Clemente VII.

En Portugal, Leonor y Juan III desean casarse, pero los planes de Carlos V no lo contemplan. Han propuesto al duque de Borbón una alianza, ofreciendo a Leonor como esposa, una vez haya dado a luz el bebé, que quedará en Portugal. Por otro lado, Carlos V ha liberado a su hermana Catalina de seguir encerrada junto a su madre Juana la Loca, y va a entregarla para casarla con Juan III de Portugal. Desde luego, ya podía haber dejado a su hermana Leonor con el portugués, que ya estaba allí integrada, enamorada y con un bebé, y haber ofrecido a Catalina al francés. También comentar que vemos a Juana la Loca muy cuerda, al menos las pocas escenas en las que aparece.

Mientras tanto, Leonor da a luz a una niña, que enseguida le es arrebatada y tiene que partir hacia Castilla, muy a su pesar. En contraste, Isabel de Portugal está feliz, por fin ha conseguido su propósito, Carlos V se casará con ella. El Rey Emperador incumple así su promesa con el rey de Inglaterra de casarse con su hija, porque Enrique VIII no le apoyó con sus tropas como acordaron.

Carlos V no se ha olvidado de Germana y su hija, y manda investigar sobre su situación. La nombra Virreina del reino de Valencia, y le da un toque a su marido, el marqués de Brandenburgo, pues es gracias a ella que él es alguien importante.

El Rey Emperador tiene a su otra hija ilegítima, Margarita, con Johanna Maria van der Gheynst. La niña fue educada por su tía Margarita de Austria, y se convirtió en duquesa consorte de Florencia y Parma, y gobernadora de los Países Bajos. Se la conoció como Margarita de Parma.

En Veracruz, el gobernador Diego Velázquez quiere delatar a Cortés sobre su vida poco cristiana al Rey Carlos I. La esposa del explorador parte hacia allí para verlo con sus propios ojos, y se encuentra que está con La Malinche, con la que ha tenido un hijo. Las peleas son continuas, y finalmente Catalina Juárez muere a manos de Cortés, también en extrañas circunstancias. Hernán Cortés se proclama gobernador de la Nueva España.

En Francia, Claudia, la esposa de Francisco I se muere. Para el rey es casi una liberación, porque nunca la quiso. A continuación, inicia una guerra contra Carlos V, y es apresado. Lo mejor que se le ocurre es ofrecer su anillo, a través de su consejero Montmorency, al rey turco Solimán el Magnífico, el infiel, pues no era cristiano, a cambio de apoyo para vencer a  Carlos.

Capítulo muy dinámico, donde todo va muy rápido y apenas hay tiempo de saborear las tramas importantes. Con muchas ganas de ver interpretar escenas juntos a Carlos V con su futura esposa Isabel de Portugal.

La audiencia baja casi un punto, colocándose tercera en su franja horaria, con un 11,7% de share y 2.271.000 espectadores.

Avances próximo capítulo 8. ¡Spoilers!

Personajes relevantes del capítulo.

Análisis de otros Capítulos⇒

VOLVER ARRIBA⇑

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *