Archivo por días: 8 junio, 2015

ÁGUILA ROJA: T7 Capítulo 88: El descendiente de Cristo en la Cruz

Un ilusionista encandila al Rey con sus trucos. Le intenta engañar sobre la posesión de una piedra filosofal que guarda la vida eterna. El Rey le pide una prueba, el mago mata a una joven, que minutos más tarde aparece vivita y coleando 010. Muy predecible la escena, en esa época engañarían al mismísimo rey, pero hoy día cantaba a la legua que eran dos hermanas gemelas 009. Al final, con la misma previsibilidad, el rey descubre el pastel y bye bye mago.

Gonzalo sigue buscando a Sátur, sin éxito. Cipri está celosillo, se siente desplazado por los dos 005. Gonzalo no puede contar su gran secreto a nadie más, y no sabe como salir del paso. Mientras, Sátur (Javier Gutiérrez) colgado en la cruz, junto al descendiente de Cristo y el monseñor, tiene un pensamiento en el que una vez muerto, Gonzalo convierte a Cipri en su nuevo escudero, e incluso le regala su gorrillo. Escena tan previsible o más que la del mago, que todo queda en un mal sueño de Sátur. Ya conocemos demasiado el parece que sí, pero no de los guionistas para que nos engañen con esas 017.

Lucrecia se ha empeñado en ayudar a Hernán. Contrata a unas actrices para que hagan de las hijas de un noble a las que debe proteger. La cosa se complica, y Hernán está a punto de matar a un inocente 004. Lucrecia acaba confesando que es una de sus triquiñuelas. Aquí hay un fallo imperdonable, ¿desde cuándo le importa a la marquesa la vida de nadie, fuera de su entorno 006? Hernán, con su mano biónica y sin trabajo está más hundido que nunca, pero no soporta dar pena a nadie y menos a Lucrecia.

Sátur (Javier Gutiérrez) logra escapar de la cruz. Dislocado y ensangrentado le cuenta Gonzalo la situación del monseñor y el descendiente de cristo. Se dirigen hacia allí, pero caen en una trampa. Quedan encerrados en un cubo perfecto de azulejos blancos, sin fisuras 004. Aparece a través de un cristal de lo más futurista, la versión malvada de Águila Roja, con la espada del héroe. Les dice: «Tengo un solo objetivo: Vengarme del Águila Roja. Voy a masacrar a tu pueblo, y lo haré en tu nombre» 015. Les cuenta que ha estado preso en un lugar donde le propinaban las peores de las torturas. Águila tiene una crisis de identidad: «Cada inocente que muera será por mi culpa. Si yo hubiera sido una persona normal, ésto no habría pasado» 008. Desesperado, le grita: «Escúchame, mátame a mí, ¿me oyes?…» (¿A mí me lo parece o a David Janer le sale voz de pito cuando grita? 002).

Con el descendiente de Cristo a punto de morir la tierra se mueve como si de algo divino se tratara 014. Lo mismo hay un terremoto que llueven ranas, oye, y que Gonzalo siga siendo ateo tiene miga… El cubo se resquebraja y consiguen huir, ¿a tiempo para salvar de la cruz al carpintero? 003

Margarita encuentra a los dos crucificados. Monseñor la ve llegar a lo lejos toda vestida de blanco, como si de un espectro se tratara. No sabe si es una alucinación o una experiencia religiosa 007. Águila Roja llega justo para presenciar la muerte del descendiente de Cristo, y su resurrección 009.

Ya en casa, Gonzalo le cuenta todo a su escudero. Sátur queda fascinado por lo que acaba de oír. Si no fuera por estar exhausto por el día completito que lleva, primero le cuelgan en la cruz, luego le encierran en el cubo… Si no desarrolla estrés post-traumático es que es Super-Sátur 017.

Por lo demás destacar el guiño futurista de los guionistas. La reina hablando de los germanos: «Nunca serán nadie…» Jejeje, Sra Merkel, no vea esta serie o nos sube la prima 002.

AVANCES PRÓXIMO CAPÍTULO :

El falso Águila Roja comienza a matar en el pueblo como prometió. Todo el pueblo cree que ha sido su héroe. Solo Gonzalo y Sátur conocen la verdad. ¿Quién será el actor que lo encarna? La única pista que tenemos son sus ojos verdes y su voz profunda. Por otro lado, llega Enrique san Francisco a la villa…

No os lo perdáis 018.